lunes, 16 de octubre de 2017

"It's only rock'n roll", The Rolling Stones, 1974, Rolling Stones


El últmo disco con Mick Taylor en la guitarra podría pasar por un intento por parte de los Stones de ofrecer un sonido tenso y rockero. Está en el título, sin duda, pero quizá funcione también como un intento de separarse del terreno explorado en "Goat head soup", un disco que -pese a incluir "Angie"- no está entre lo mejor -ni mucho menos lo ineludible- de la banda, sin que esto implique que se trata de un álbum poco interesante o incluso uno fallido. Después "Black and blue" cambiaría otra vez el asunto, pero las tres primeras piezas del lado A de "It's only rock 'n roll" son rotundas en su propuesta y lo suficientemente variadas en cuanto a texturas (más eléctrica y agresiva en "If you can't rock me", más matizada y con notoria base de acústica en "It's only rock 'n roll (but I like it)") como para mantener el interés. Incluso la balada que sigue ("Till the next goodbye") parece lógicamente colocada en su lugar, en esa suerte de costado inevitable del rock, y en su delicadeza de acústicas parece remitir a "Wild horses" (aunque sin lograr su contundencia).
Tengo para mí que lo mejor de ese lado A, y del álbum completo, sin embargo, es "Time waits for no one", que parece lo más cercano a la obra maestra sistemática y sintomáticamente pasada por alto que puede ofrecer la discografía de los Stones (figura apenas en un compilado, "Sucking in the seventies", de 1981, y no le conozco versiones en vivo). Es fascinante y sobrecogedor como la canción logra ser tan esquemática y brutal como delicada y enigmática: parece saber algo que nosotros ignoramos y seguir adelante de acuerdo a leyes que no comprendemos... y que ellos quizá tampoco lograron asimilar.
El lado B es el más prescindible y es lo que evita que el 12º (UK) o 14º (USA) álbum de los Stones esté al nivel de sus cuatro mejores discos ("Beggars", "Bleed", "Fingers" y "Exile"); "Luxury" parece prometer algo interesante, pero después "Dance little sister", divertida como es, parece bajar el nivel de energía de lo ofrecido, cosa que termina por confirmar la un poco boba "If you really want to be my friend" (que, de todos modos, termina resultando de interés por su sonido, en particular su cosa untuosa o melosa concentrada en la textura que ofrecen la voz de Jagger y la de los coros en plan soul) y la más bien en joda "Short and curlies"; pero también quedó lo mejor para el cierre del lado, con la extraña y buenísima "Fingerprint file", que parece anunciar el sonido de "Black and blue", en particular con sus guitarras funky-wah wah -por no mencionar las curiosas irrupciones de sintetizador cercanas al final oscurecido. Es curioso como todo lo que el lado A dice en cuanto a una propuesta rockera fuerte, el B lo matiza o incluso niega (con "Fingerprint file" notoriamente). Quizá la revaloración pendiente de "It's only rock'n roll" pase por comprender de qué manera dialogan y se matizan esos dos lados. Conclusión: "It's only rock 'n roll" se la arregla siempre para ser un poquito mejor (o más interesante) de lo que recordábamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario