lunes, 20 de noviembre de 2017

"Cold dark place", Mastodon, 2017, Reprise


Cabe pensar al reciente EP de Mastodon ("Cold dark place") como una muestra -condensada en cuatro canciones- de la versatilidad de la banda; tanto que incluso no es fácil oirlo como un disco de metal o un disco exclusivamente de metal, ni siquiera en la manera en que los álbumes de Mastodon desde "Leviathan" en adelante se han propuesto como metal con aditivos, por decirlo de alguna manera, pero siempre básica, quintaesencialmente metal. Que los de Atlanta sean la mejor banda del género en la actualidad es dificil de dudar; que lo sean por su ímpetu pop (cuasi Beatle en su juego de melodías y voces) y su versatilidad sonora y genérica lo hace más interesante aún, como si efectivamente fueran la primera banda de metal -en muchos años: desde los noventas, diría- capaz de romper las barreras de su género y lograr esa excelencia múltiple que hace a Sabbath o a Zeppelin. En este contexto, insisto, las cuatro pistas de "Cold dark place" funcionan a las mil maravillas, casi sin rastros del thrash metal más basal al sonido de la banda y expuesto el caparazón prog en toda su majestad. Son cuatro canciones de atmósferas exquisitas (escúchese "Toe to toes", por ejemplo, o la maravillosa textura de guitarras de "North side star") y melodías deslumbrantes; quizá se pueda pensar ya no tanto en un EP sino en un álbum futuro de Mastodon que siga esta línea, como si la prolongación de "Once more'round the sun" hacia "Emperor of sand" solo pudiera llevarlos a esta riqueza sonora y a esta delicadeza sorprendente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario