miércoles, 15 de noviembre de 2017

"Vs.", Pearl Jam, 1993, Epic

En un universo más coherente, "Vs" sería el primer disco de Pearl Jam. No porque desprecie -ni mucho menos- el que inaugura su discografía en nuestra realidad, pero me parece interesante pensarlos de alguna manera como dos propuestas tan diferentes en cuanto a sus notas básicas que podrían o bien ser de dos bandas distintas o bien proponer a Pearl Jam como una entidad arrojada a una reinvención radical disco tras disco. Cosa que, notoriamente, el desarrollo de lo presente en "Vs." que hace "Vitalogy" -y su mutación con "No code" y su reafirmación pop con "Yield"- viene a desmentir: a partir de "Vs." -más crudo, más arduo que su predecesor, pero más acertado casi en todas partes también-, entonces, Pearl Jam se embarca en una línea, en un progreso, y lo que entendemos ahora por Pearl Jam es esa línea, esa evolución. Queda "Ten" como una suerte de prólogo y, por supuesto, su ingreso a la fama, pero aparte de un conjunto de piezas consagradas por las ventas y los fans -entre los que siempre aparece quien dice que el primero es el mejor de sus discos, cosa que me parece una tontería-, aparte de una recurrencia en recitales, la historia de Pearl Jam en términos estéticos y musicales tiene un comienzo más firme en "Vs."
Ahí están, por ejemplo, los temas viscerales, acelerados, complicados en su ejecución y incluso algo grotescos de sus clásicos comienzos de disco ("Go", "Animal") y de números dispersos en el álbum ("Blood", "Leash"); del mismo modo que suenan esas piezas delicadas y emotivas, que pasan en sus tres, cuatro o cinco minutos desde la sensibilidad más luminosa y pop hasta los momentos de mayor oscuridad ("Daughter", "Elderly woman behind the counter in a small town"), aparte de rock/pop impecable ("Glorified g", "Dissident") y esos dos o tres himnos generacionales o, al menos, esas canciones que fácilmente convencen a quien las escucha de estar al borde algo hermoso y sobrecogedor ("Indifference", "Rearviewmirror"). Quizá "W.M.A." y "Rats" pasen por piezas comparativamente menores, pero en ellas está clarísimo a qué y cómo suena el disco; todo lo que haría Pearl Jam, de un amanera u otra, está en "Vs.", y si llegaron más lejos fue por seguir estos caminos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario